Todo lo que siempre has querido saber sobre las toallas turcas (parte II)

 

¿Cómo puede una «simple» toalla triunfar en el mundo entero y contribuir a cuidar el medio ambiente? Hoy resolvemos el misterio.

La semana pasada os contamos la historia de las toallas turcas desde los tiempos de los romanos hasta nuestros días para explicaros por qué son tan absorbentes. Hoy hablamos sobre por qué la toalla turca es una opción de consumo responsable que se ha convertido en una «tendencia» mundial.

¿Por qué las toallas turcas son buenas para el medio ambiente?

Unas de las razones por las que en Molacoton estamos tan orgullosos de nuestras toallas turcas es que son 100 % naturales.

Históricamente, las mujeres turcas de la región del Mar Negro y del Mar Egeo las tejían a mano en telares tradicionales. En Molacoton hemos conservado esta práctica artesana. Aunque algunas de nuestras toallas se confeccionan con telares más modernos, las de la colección especial Anatolia se tejen en telares de madera por Ali and Melda, auténticos maestros del telar. Aquí tenéis un vídeo del proceso:

 

 

Básicamente, el tejido de las toallas turcas está formado por dos hilos principales, la urdimbre (o pie) y la trama. La urdimbre hace referencia al hilo vertical y la trama al hilo horizontal. El hilo horizontal se envuelve en un estuche de madera y con cada golpe de pedal, se va cruzando de un lado al otro, formando filas horizontales en la trama.

 

 

Aunque existe un tipo de toalla turca elaborado con hilo de seda que se conoce que «fota» o «fouta», el material de confección original es el hilo de algodón. La toalla turca de algodón es la predilecta por su textura suave de gran resistencia y brillo natural y porque es extremadamente absorbente e higiénica.

Otra fibra característica es la de bambú, que se obtiene del árbol del mismo nombre que crece en el Lejano Oriente. Se produce más rápido y con mayor eficacia que el algodón, por lo que resulta mejor para el medio ambiente. Además, previene el crecimiento de bacterias, deja que el cuerpo transpire y no se engancha porque es antiestática. Por eso las toallas turcas de bambú consiguen que te sientas fresc@ en ambientes cálidos y húmedos, como la piscina o los baños árabes.

También son típicas toallas turcas de lino, que es muy apreciado por su sencillez, frescura y elegancia natural. Porque, como ves, en las toallas turcas no hay nada de sintéticos. Además, también son ecológicas en el sentido de que lo mejor que puedes hacer para que te duren muchos años es lavarlas en agua fría, sin usar suavizantes, y secarlas al aire libre. Verás que los colores no destiñen y cuanto más las lavas, más suaves y absorbentes se vuelven. <3

Por eso no nos cansaremos de repetir que las toallas turcas son realmente ideales para la playa y para llevar de viaje: la arena no se les pega y como se secan en un momento, no pesan cuando toca recoger los bártulos.

¿Por qué las toallas turcas son un icono de la moda?

El peshtemal ha saltado a la palestra internacional desde que muchos famosos del celuloide como Robert De Niro, Jennifer Aniston, Demi Moore o Steven Spielberg lo han lucido tanto como toalla de playa, como de pareo durante sus megavacaciones de lujo en St. Tropez y Cannes.

A nuestro parecer, la razón principal por la que se ha convertido en tendencia es su calidad y versatilidad. En España lo conocemos sobre todo como toalla para el baño o para el gimnasio, pero también se puede utilizar como albornoz (de hecho, en los hammams tradicionales, las mujeres se lo enrollan desde las axilas, y, los hombres, desde la cintura), como manta para ir de picnic, como ropa para trabajar en el jardín o en el mercado…

Hasta hay quien dice que el peshtemal es la vestimenta de la humanidad: existen prendas parecidas en muchas otras culturas, como el «sarong» o «sarung» de Asia; los «kikoi» y las «kangas» de África; y los «foutas» mediterráneos.

Además, desde hace unos años los cortes y los estampados de las toallas turcas han ido evolucionando y variando tanto, que se han convertido en uno de los complementos estrella del verano y de verdad que hay toallas turcas para todos los gustos.

En Molacoton hemos conservado los colores y el proceso de confección de siempre, pero también hemos creado toallas turcas con toques modernos como las Beach Candy, Marine y Rainbow, donde mezclamos la tradición con diseños más contemporáneos. Y como solo ocupan lo mismo que una camiseta, son la mejor opción para llevar en la maleta o en la bolsa de la playa.

¡Animaos a probarlas y decidnos qué pensáis al respecto!

 

Sucríbete a nuestra newsletter para recibir noticias y ofertas de Molacoton

* indicates required


Leave a comment

Comments will be approved before showing up.

/checkout?locale=es
Free Facebook Likes